César Badillo

Actor / Actriz


Conocido como Coco Badillo sobrenombre que le pusieron sus amigos por su cabeza rapada cuando a sus 17 años llegó Bogotá después de dejar su ciudad natal, Bucaramanga tras ir por su gran pasión: el teatro.
 
A su llegada a Bogotá ingresó en la Escuela Nacional de Arte Dramático y al terminar sus estudios solicitó ser aceptado en el teatro La Candelaria. Pasaron varios años en que Badillo tuvo que pasar por cargos de menor importancia donde aprendió que la humildad y el arrojo también construyen al actor. De esta forma tuvo la oportunidad de realizar toda una serie de labores hasta que llegó su oportunidad en Golpe de suerte, obra que le permitió darse a conocer en las tablas del Teatro La Candelaria.
 
Lleva más 20 años actuando en el grupo de teatro La Candelaria, donde ha participado en innumerables obras, hasta llegar a momentos memorables, como sus personajes en El paso, su Quijote, su terrible predicador en Nayra, su Tiresias en la Antífona,  Esperando al Zurdo, de Cliford Odets; Pluto Dios del Oro, de Aristófanes, Los Siete Pecados de B. Brecth.Hizo sus primeros pinos cuando debutó en La Candelaria, como director de la obra A fuego lento con dramaturgia de Patricia Ariza. Ha publicado libros como El actor y sus otros: Viajes gésticos hacia un rostro, donde el Badillo hizo sus primeras reflexiones acerca del oficio del actor. A lo largo de estos últimos años ha combinado su trabajo en La Candelaria, con la experiencia cinematográfica, la actuación en algunos montajes experimentales al lado del dramaturgo, actor y director Fabio Rubiano como La mosca y poniendo en escena algunos trabajos pedagógicos. En los últimos meses del 2007, presentó la obra titulada La aclaración, puesta en escena con el Proyecto Teatro de Esquina, del Grupo Varasanta, en el tradicional barrio Teusaquillo de Bogotá. La obra cuenta con tres actores: Santiago Alarcón, Gina Gutiérrez y el mismo Badillo.
 
A lo largo de su carrera ha participado en varios cortometrajes para cine como: Un ascensorista de película de Lisandro Duque en 1985; Línea de tormento de Jorge Pinto en 1979; Aniversario de Augusto Sandino en el 2005 y en los largometrajes: La gente de la universal, de Felipe Aljure; Soplo de vida, dirigida por Luís Ospina; Los niños invisibles de Lisandro Duque; El carro, de Luís Alberto Orjuela; La sombra del caminante, del director Ciro Guerra y recientemente en Te amo Ana Elisa dirigida por Antonio Dorado y Robinson Díaz.